Un estudio demuestra que administrar leche a una edad temprana ayuda a evitar futuras reacciones alérgicas

Lactosa

Se estima que más del 3 por ciento de los niños españoles son alérgicos a alimentos como el yogur, el queso y demás derivados de la leche. Una cifra que puede llegar a doblarse entre los ‘peques’ menores de 3 años, y que, según los datos del último estudio publicado por la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica, podría reducirse sustancialmente si, en lugar de evitar dar estos productos a los niños (la terapia más habitual en estos casos), se introduce paulatinamente en su alimentación desde una edad temprana.

El estudio, publicado en la revista Journal of Clinical and Experimental Allergy, fue realizado en los Servicios y Unidades de Alergología de once hospitales españoles, con niños y niñas alérgicos de entre 24 y 36 meses de edad. En 9 de cada 10, su tolerancia a la leche de vaca se incrementó después de que la ingirieran de manera progresiva, produciendo una desensibilización frente a la lactosa y evitando con ello futuras reacciones alérgicas.

La principal novedad de esta investigación es, no sólo la alta eficacia de la terapia, sino el hecho de que, cuanto antes se realice, más eficaz resulta, teniendo una especial incidencia en los niños menores de 3 años. La reacción alérgica ante la proteína de la leche de vaca suele ser la primera en aparecer en la vida, y, ante los primeros síntomas, el pediatra suele recomendar evitar el alimento, con el objetivo de que en algún punto el paciente acabe tolerándolo. Los tratamientos de inducción tratan de aumentar el umbral de tolerancia, haciendo necesaria la ingesta de leche para evitar posibles recaídas.

fuente: www.hola.com

Otras publicaciones que pueden ser de tu interes

Share

Etiquetas: , , ,

2 comentarios sobre ¿Se puede superar la intolerancia a la lactosa?

  1. • Los huevos crudos o parcialmente cocidos y los mariscos pueden causar intoxicación alimenticia en los niños pequeños. Si se los ofreces, asegúrate de que estén bien cocidos. Los mariscos no se deben consumir más que una vez por semana. • Los peces grandes que viven por muchos años, como el tiburón, pez espada y pez aguja, pueden contener altos niveles de mercurio y no se les deben dar a los niños. • Las nueces enteras pueden provocar asfixia, así que no deben darse a niños menores de cinco años. • El té y el café se deben evitar, ya que reducen la absorción del hierro de los alimentos y su contenido de cafeína estimula mucho a los niños. Las colas o gaseosas dietéticas suelen tener alto contenido de cafeína y además pueden dañar los dientes, por lo que también se deben evitar.

  2. Inmaculada dice:

    Pues yo he tomado leche desde muy muy pequeña, era lo único que me gustaba, nada de refrescos y cosas así… y ahora, con 40 años, tengo intolerancia a la lactosa y a la PTLV.

Deja un comentario