La osteoporosis es una enfermedad que produce una fragilidad ósea. Los huesos se escalcifican y eso deriva en que se puedan fracturar con facilidad. La reumatóloga Rosa Roselló apunta que hay una serie de factores de riesgo como “ser mujer, tener más de setenta años, haber estado en tratamiento con corticoides o con hormonas tiroideas, jóvenes con anorexia nerviosa que no hacen la suficiente masa ósea y gente que hace poco ejercicio físico”, enumera.

Añade que también hay que tener en cuenta que esta enfermedad, muy frecuente en la población, sobre todo en personas mayores, puede afectar también a mujeres operadas de cáncer de mama y a hombres intervenidos de próstata. “La osteoporosis masculina es un problema, porque hay pocos estudios de laboratorios que demuestren que los tratamientos también les van bien a ellos. Hasta hace poco, todo se había centrado en la osteoporosis post menopáusica”.

La doctora puntualiza que, antes de que aparezca la osteoporosis, se pueden mejorar las condiciones basales para prevenirla. “Hay que hacer ejercicio y tomar una dieta sana, que quiere decir comer de todo, sin pasarse, y tomar productos lácteos -explica-. Si tienes una intolerancia a la lactosa, te puedes tomar el calcio en pastillas, frutos secos (almendras, nueces), en las raspas de sardinas y en las cáscaras de los huevos”.

Si la enfermedad ya se ha desarrollado, el diagnóstico puede realizarse tras la rotura del hueso o, sin llegar a este extremo, mediante una prueba muy sencilla que se llama densitometría.

“Yo recomiendo también hacer unos análisis para comprobar que no hay otras enfermedades debajo y que funciona bien el hígado, la tiroides y el riñón. Es horroroso la cantidad de oscenses que están bajos de vitamina D, la vitamina del sol; al menos, dos terceras partes -subraya-. La gente no toma el sol o lo hace con protección solar. Antes se trabajaba al aire libre y ahora no, y la dieta en España no está suplementada con vitamina D como en los países nórdicos”. Para alcanzar ese equilibrio entre protegerse y tomar el sol, recomienda buscar soluciones alternativas. “Los pediatras han encontrado un montón de niños con raquitismo, con nivel de vitamina D bajo. Se puede tomar el sol bebido, hay muchos productos”.

La doctora Rosa Roselló, que recientemente impartió una conferencia sobre este asunto en el Instituto de Estudios Altoaragoneses, explica que los tratamientos para las personas afectadas por esta enfermedad son muy variados, desde los que ayudan a formar el hueso, hasta los que van dirigidos a fortalecerlos y otros nuevos que van saliendo al mercado. Eso sí, recomienda a las personas con osteoporosis, una enfermedad “indolora”, ser fieles y no abandonarlos.

fuente: http://www.diariodelaltoaragon.es

Otras publicaciones que pueden ser de tu interes

Share

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario