Ya sabemos que una intolerancia a la lactosa que no siga una alimentación adecuada puede desembocar en síndrome de colon irritable. Es por ello que os traigo este artículo que he encontrado en lasegunda.

Entre las enfermedades que generan actualmente mayor ausentismo laboral, el colon irritable se ha posicionado como la segunda causa a nivel mundial, siendo la primera el resfrío.

“Este síndrome crónico afecta a un porcentaje de la población mundial que va desde el 10 al 20%, siendo difícil tener una cifra totalmente exacta debido a que se estima que sólo un 15% de las personas que lo padecen consulta a un especialista en algún momento de su vida”, comenta la Dra. Leyla Nazal, gastroenteróloga de Integramédica.

Pero, ¿qué síntomas provoca el colon irritable? Por lo general, éstos son diurnos y muy parecidos en todos los pacientes. La especialista señala que “los más comunes son dolor abdominal con una intensidad variada, tipo cólico, que puede aumentar al comer y aliviarse al defecar; sensación de hinchazón, diarrea, estreñimiento o la alternancia de estas dos condiciones. Los síntomas pueden, además, estar acompañados de otras manifestaciones, tales como dolor menstrual en el caso de las mujeres y acidez o sensación de saciedad precoz al comer”.

Adicional a ello, hay síntomas que deben ser tomados como una alarma para acudir a un doctor con mayor rapidez. Es el caso de la presencia de un dolor abdominal acompañado de baja de peso, problemas nutricionales, dolencia nocturna que despierta a la persona afectada durante su sueño, sangrado rectal, fiebre y cambios en el color o aspecto de la piel. “Hay pacientes que pueden confundir patologías de mayor gravedad, como lo es el cáncer de colon, con los síntomas del intestino irritable. No consultar a tiempo a un médico puede producir un diagnóstico tardío y por ende se puede perder la oportunidad de tratar oportunamente enfermedades que pueden ser más serias”, asegura la Dra. Nazal.

Causas y tratamientos

Hay múltiples teorías acerca de las causas del colon irritable, sin embargo, no hay plena certeza de éstas. Según explica la doctora Nazal, “se piensa que podría deberse a una alteración de la función motora del colon, lo que genera movimientos anormales del intestino y en distintas intensidades, pudiendo ser rápidos, lentos o desordenados”.

La alteración del colon puede volverse una enfermedad crónica, tras ser provocada tanto por cambios psicológicos, como el trastorno del ánimo, la depresión, el estrés o la angustia, como por infecciones intestinales y la ingesta de algunos alimentos.

El tratamiento del colon irritable va a depender de la causa que lo origine. “El primer paso para el tratamiento es documentar los síntomas, registrando la forma y frecuencia de deposiciones, situaciones en las cuales se presentan las molestias, gatillantes y atenuantes, de modo de actuar dirigidamente a ese nivel”, puntualiza la gastroenteróloga de Integramédica, Leyla Nazal.

Por consiguiente, se deben realizar cambios alimenticios, como evitar lácteos, comidas meteorizantes o muy condimentadas, así como mantener un horario adecuado para las comidas.

En tanto, para enfrentar causas provocadas por situaciones de estrés, el médico recomendará al paciente que evite los escenarios apremiantes que puedan generar angustia y controlar la sobrecarga laboral. En caso de ser necesario, también podrá recomendar una terapia psicológica y un tratamiento con antidepresivos y/o ansiolíticos, que estarán controlados por un especialista en la materia.

Además, para disminuir el dolor, la diarrea o constipación provocada por el colon irritable, existen fármacos que deberán ser indicados por el médico tratante y utilizados por períodos controlados de tiempo. Para la doctora Nazal, “lo importante es que los tratamientos siempre se deben realizar luego de acudir a una consulta médica”.

Consejos

1. Realizar cambios alimenticos: ordenar las horas en que se ingieren los alimentos y no consumir alimentos meteorizantes, dado que son digeridos en forma parcial por el intestino. Ej.: legumbres, coliflor, brócoli, cebolla, zanahoria cruda, choclo, arvejas, pasas, ciruelas y trigo. Asimismo, se deben consumir alimentos de fácil digestión. Ej.: agua, leche de soya, pasta integral sin salsa, arroz blanco, papas cocidas u horneadas, pan blanco o integral, pescado a la plancha, jamón cocido, huevos pasados por agua, cereales, ensaladas, frutas en pequeñas cantidades.

2. Ingerir fibra: de manera progresiva, especialmente en pacientes que sufren de estreñimiento. Está presente en diversos alimentos o en suplementos disponibles en el mercado; se aconseja que contengan psyllium o meticelulosa.

3. No consumir frituras ni grasas: aumentan los síntomas.

4. Evitar condimentos fuertes: pimienta, ají o ajo.

5. No consumir bebidas gaseosas: preferir agua o jugos.

6. No consumir lactosa: en leche y derivados, por un período aprox. de dos semanas; su intolerancia es altamente común y puede agravar las molestias del colon irritable.

Share

Etiquetas: , , , ,

4 comentarios sobre Consejos para combatir el colon irritable

  1. Hola mi hijo es intolerante a la lactosa.tiene una dieta de cero frituras y lácteos,lo hace todo bien,pero tiene tres semanas con diarreas,mande a pedir nurtira 9000 esta bien o pido la de 4500 espero su respuesta .gracias

  2. carmen dice:

    Mi madre con 84 años, lleva bastante tiempo con este problema agrabado cuando tiene que tomar medicamentos fuertes como antivioticos
    Nos gustaria ser orientadas por alguien formado en el tema
    muy agradecida

  3. AIDE QUENORAN dice:

    DOCTORA LE SOLICITO ME AYUDE LLEVO APROXIMADAMEMTE UN AÑO CON ESTE PROBLEMA DEL COLON Y NO HE LOGRADO QUE SE ME QUITE.

    SI ME PUEDE COLABORAR EN CUIDADOS QUE ME AYUDEN A COMBATIR ESTA ENFERMEDAD

  4. Gabriela Muñoz dice:

    Llevo mucho tiempo con este problema de colon irritable, muy buena la información que hay acá. lo dejare en favoritos :)

    también en esta web http://www.eliminarcolonirritable.com he comenzado a seguir algunas recomendaciones, aunque todavía no me convenzo de ese producto.

    Gabriela.

Deja un comentario