Ante la dificil situación actual de diagnóstico de intolerancia a la lactosa es importante desarrollar métodos efectivos que ayuden a su rápido diagnóstico. Así lo ha hecho Lactest. Esta spin off de la Universidad Autónoma de Madrid y del CSIC, creada en 2003, ha diseñado un test diagnóstico no invasivo de la intolerancia a la lactosa que se encuentra en la última fase de ensayos clínicos. La compañía ha firmado un acuerdo de comercialización para España y Alemania y se encuentra en proceso de solicitar la autorización de comercialización a la Agencia Española del Medicamento. Asimismo, ha conseguido la concesión de patente para Estados Unidos

La compañía Lactest ha diseñado un sistema no invasivo de detección de la intolerancia a la lactosa que supondrá una importante mejora en el diagnóstico y posterior seguimiento de esta dolencia. “Este nuevo test tiene grandes ventajas respecto a los otros sistemas de diagnóstico existentes, como la sencillez de aplicación, la ausencia de molestias en el paciente, su carácter cuantitativo y la alta fiabilidad. La prueba se reduce a la administración oral de un nuevo azúcar sintético y la determinación posterior de uno de los subproductos en sangre y/o orina, mediante un simple análisis colorimétrico”, comenta Pablo Cabello, presidente de Lactest. “Este método permite valorar in vivo la actividad de la enzima lactasa intestinal, por lo que es útil, no sólo para el diagnóstico no invasivo de la intolerancia a la lactosa en niños y adultos, sino que también puede ser aplicable como herramienta para evaluar la integridad funcional de la mucosa intestinal tras intervenciones gastrointestinales, en la enfermedad celiaca, en infecciones intestinales, neonatos prematuros o población anciana”, continúa explicando Cabello.

Los otros métodos existentes para la detección de la intolerancia a la lactosa son la biopsia intestinal y el test por hidrógeno espirado ambos invasivos. La biopsia intestinal se suele usar en casos severos y sus resultados no son del todo fiables ya que la enzima no se distribuye de forma homogénea por todo el intestino. El test de hidrógeno espirado, consiste en administrar entre 25 y 50 gramos de lactosa por vía oral. Si la persona es intolerante no la digerirá. Posteriormente, se mide el hidrógeno espirado en el aliento a lo largo de varias horas. El nivel de hidrógeno dependerá de la cantidad de lactosa digerida. Este método es indirecto y sólo se puede usar en hospitales que cuenten con la tecnología necesaria. Estos dos métodos generan muchas molestias a los pacientes que el test desarrollado por Lactest evitaría.

El 31 de marzo de 2010 finalizó la inclusión de pacientes en el ensayo que en estos momentos se está llevando a cabo. La empresa se encuentra ahora inmersa en la redacción del dossier para solicitar la autorización de comercialización a la Agencia Europea del Medicamento. Lactest ha conseguido recientemente la patente del producto en Estados Unidos que se suma a las que tiene en toda Europa, China y México.

lactest

“La compañía ha conseguido grandes hitos en poco tiempo. En 2005 se realizó el escalado industrial, lo que nos confirmó que podíamos iniciar los trámites para su producción a nivel comercial. Después la Agencia del Medicamento nos autorizó para hacer ensayos de toxicidad en voluntarios en La Paz. Hicimos los ensayos de eficacia y los comparamos con los otros dos métodos diagnósticos que existen”, avanza el presidente de Lactest.

La empresa se encuentra ahora negociando acuerdos de comercialización para el test y ya ha firmado un acuerdo con la empresa Ferrer-Incode, del grupo Ferrer, para la comercialización en España y Alemania de esta herramienta.

Lactest surgió en 2003 como una spin off de la Universidad Autónoma de Madrid y del CSIC, de la mano de los doctores Juan José Aragón Reyes y Alfonso Fernández-Mayoralas y está participada por la sociedad de capital riesgo Cross Road Biotech. Al año posterior a su creación, Lactest recibió el Premio del I Concurso de Ideas spin off de la Comunidad de Madrid. Cuenta con inversores privados además de la Fundación General de la Universidad Autónoma de Madrid, el fondo de capital riesgo Ronda Vida y el fabricante de principios activos Proyachem. Además, la empresa ha contado con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), así como de un préstamo de ENISA.

Lactest continuará desarrollando productos que ayuden a los clínicos en el diagnóstico y seguimiento de la intolerancia a la lactosa, pero sus objetivos a corto plazo son conseguir la autorización de comercialización, terminar los análisis estadísticos y cerrar acuerdos de comercialización del producto con una empresa o varias para su comercialización mundial.

Fuente: MKM publicaciones

Otras publicaciones que pueden ser de tu interes

Share

Etiquetas: , , , , , , , , ,

2 comentarios sobre Lactest: Nueva prueba de intolerancia a la lactosa

  1. Santiago Briones dice:

    Excelente que esten desarrollando un test con las caracteristicas que se indican,nos intersa saber en que etapa estan de la produccion y ver la posibilidad de contar con este novedoso test (lactest).nosotros estamos en Chile y seria muy importante poder tenerlo para su distribucion.
    Atte.
    Santiago Briones
    Gerente de negocios

  2. admin dice:

    Hola,

    Puedes ponerte en contacto con ellos a traves de su web:

    http://www.lactest.com

    Un saludo

Responder a Santiago Briones Cancelar respuesta