Intolerancia a la lactosa en bebés

Intolerancia a la lactosa en bebés

El único carbohidrato que contiene la leche humana es la lactosa, y está formada por una molécula de glucosa y otra de galactosa, y se produce exclusivamente por la glándula mamaria.

Durante la digestión normal, los diversos azúcares -lactosas, sacarosas, maltosas- se desdoblan en las microvellosidades intestinales por acción de las enzimas -lactasas-, formándose azúcares sencillos para que se absorban sin problemas por el intestino.

Cuando el intestino del niño no puede digerir la lactosa para una absorción normal de los azúcares, estamos frente a un cuadro de trastorno debido a la lactosa.

Existen tres formas de este trastorno:

Déficit de lactasa: Puede ser transitorio y es una disminución en la actividad de la enzima lactasa que desdobla la lactosa.
Mala absorción de lactosa: Resultante de la incapacidad de digerir la lactosa, pero sin la producción de síntomas .
Intolerancia a la lactosa: Conjunto de síntomas y signos causados por la falta de digestión de la lactosa.

¿Por qué se produce?
Se produce por la menor actividad o ausencia total de la enzima lactasa, responsable del desdoblamiento de la lactosa.

¿Cómo saber que mi bebé tiene este problema?
Los síntomas que se describen son:
-Flatulencia y distensión abdominal.
-Cólico de gases (irritabilidad).
-Borborismos (sonidos intestinales aumentados).
-Diarreas acuosas: Heces ácidas.
-Frecuentes escaldaduras (por lo anterior).
-Náuseas y vómitos.
-Rechazo a la leche.
-Mala ganancia de peso.
-Evacuaciones inmediatas luego de dar la leche.

¿Cómo  se hace el diagnóstico?
La principal prueba es la búsqueda de sustancias reductoras en las heces, lo cual le da un pH ácido,  menor de 6.
Otras formas son pruebas en sangre para buscar marcadores de mala absorción intestinal como dosaje de ferritina, sideremia, triglicéridos, colesterol, etc. Otra manera es medir el hidrógeno en el aire expirado, que marcará la cantidad de gas que se produce en el intestino por la mala digestión de la lactosa.
Los pediatras  buscan los síntomas y signos clínicos indicados y se suele confirmar el diagnóstico con un simple análisis de las heces para buscar sustancias reductoras, ello debido a lo engorroso y poco práctico de las demás pruebas.

¿Cuál es el tratamiento más apropiado?
En el caso de los lactantes, en donde el déficit es primario (congénito) será necesario retirar la lactosa de la leche por un periodo variable de hasta 6 meses. Cuando el trastorno es secundario como una infección intestinal será conveniente retirar la lactosa por tiempos entre 4 a 8 semanas. Además hay que retirar otros alimentos que contienen lactosa (la leche no es la única), para tener  éxito con el régimen dietético.
En el mercado existen diversas fórmulas maternizadas sin lactosa para bebés pequeños; para niños mayores de un año hay opciones similares como leches enteras (frescas) que carecen de lactosa, otra alternativa es la leche de soya sin lactosa.

¿Qué otros alimentos contienen lactosa y se deben suprimir?
-Leches descremadas y semidescremadas (light).
-Quesos.
-Mantequilla y margarina.
-Yogurt y mousses de queso.
-Chocolates , chicles, caramelos.
-Productos de pastelería.
-Galletas , confituras, flan.
-Zumos  o jugos enlatados o embotellados.
-Pastas (tallarines, macarrones, sopas).
-Jamón de Cork o mortadelas.

¿Qué recomendamos?
-Los síntomas de intolerancia aparecen hasta casi dos horas de la ingesta de leche, por lo cual debemos observar con cuidado en este periodo de tiempo la aparición de los síntomas descritos. Ante la sospecha acudir al pediatra.

-Las personas encargadas de alimentar al bebé o niño deben de leer siempre las etiquetas de los productos  y descartar los que contengan este carbohidrato.

-Si el niño no tolera las fórmulas exentas de lactosa, debemos asegurarnos un aporte adecuado de calcio, vitamina D y proteínas de otra fuente para evitar trastornos asociados. El pediatra podrá indicar lo más adecuado.

-Por lo general lo que preocupa es si la leche sin lactosa es tan nutritiva como la fórmula normal. La leche sin lactosa no producirá deficiencias nutricionales al niño, así que es conveniente bajar el grado de ansiedad respecto al uso de estas alternativas, sabiendo que a futuro el pronóstico es bueno y que en un  periodo variable de tiempo, el pequeño paciente podrá consumir leche completa sin problemas.

Dra. Vicky Penadillo
Clínica Gonzales

fuente: Generacción

Share

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios sobre Intolerancia a la lactosa en bebés

  1. Marta dice:

    Hola,
    Estoy preocupada porque con mi hijo de 15 meses están probando a ver si es o no intolerante a la lactosa. Por lo que he leido aquí creo entender que se es intolerante durante un periodo y luego se pasa…???

  2. teresa dice:

    puede mi bebe de 8 meses desarrollar de pronto intolerancia? hace una semana tiene deposiciones muy frecuentes4 a 5 veces por dia con ph 6 de heces todos los ressultados demas normales y el esta sin decaimiento pero con muchos gases

  3. carolina dice:

    mi bebe de 2 meses tiene intolerancia a la lactosa, ellla tiene todos los isntomas excepto q si esta aumentad de peso, se alimenta de leche materna y de formula sin lactosa… mi pregunta es q si yo como mama debe evitar almentos con lactosa para seguir dandole leche materna. gracias

Deja un comentario