Estos productos forestales no madereros son parte de la producción nativa que está incentivando la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) en Lonquimay.

Incentivan elaboración de galletas y alfajores de piñón

Para darle un valor agregado al producto, cuatro mujeres recolectoras del piñón, iniciaron la producción de galletas y alfajores elaborados con la harina del fruto de la araucaria.

Así lo explica Rosa Huilcaleo, quien junto a Flor Lagos, Carmen Moreno y Rosa Cañumir trabajan con la empresa Bosque Modelo en un proyecto para incentivar la producción de harina de piñón. Estas emprendedoras son conscientes del valor que posee este producto, principalmente para la población celiaca y los diabéticos que deben eliminar de sus dietas la lactosa y el azúcar.

Justamente por eso, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), les financió el diseño y fabricación de un horno especial construido por el departamento de agroindustria de la Universidad de la Frontera y que les permitirá aumentar la producción de galletas y alfajores.

“El kilo de piñón lo vendíamos a $150, mientras que ahora con el valor agregado vendemos a $100 cada galleta y a $300 cada alfajor”, cuenta Rosa Huilcaleo, quien agrega que para poder ejecutar este proyecto cada familia debió habilitar en sus respectivas casas la sala de elaboración.

En Icalma, en el sector de La Península, los integrantes de las comunidades funcionan con la razón social turística Ricalma lo que les permite difundir la zona y sus productos.

Los productos derivados del piñón no pueden ser exportados, porque la araucaria es una especie protegida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), pero sí pueden posicionarse en el mercado nacional.

Alimentos nativos

El hongo morchella, la rosa mosqueta y alimentos fabricados a partir del piñón, todos productos que crecen en los bosques chilenos del sur, podrían convertirse en una agroindustria formal que beneficiaría a familias recolectoras y emprendedores de Lonquimay.

Esta fue una de las conclusiones del seminario “Mercado de productos forestales no madereros: Nuevos desafíos y oportunidades en La Araucanía”, efectuado en el marco de un programa que cofinancia el Ministerio de Agricultura, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

En esta actividad se dieron a conocer los principales avances de la iniciativa del Programa de Innovación Territorial (PIT). Desarrollo, diversificación y encadenamiento productivo en base a tres Productos Forestales No Maderables (PFNMs): Piñón, Morchella y Rosa Mosqueta, en Lonquimay, Novena Región, al término de su segundo año de ejecución.

Imagen

Familia Huaiquillan Marihuan, sector de Pedregoso, cajón quiniento, cercano a Quinquen. (Foto: Alex Jarpa de Bosque Modelo).

De las exposiciones estuvo a cargo de la empresa Asemafor, entidad que efectuó el estudio: “El mercado de los productos forestales a nivel internacional y su desarrollo en Chile”, una investigación que permitió analizar quiénes serían los posibles compradores.

El gerente general de Asemafor, Álvaro González, señaló que “la investigación estableció que tienen un alto potencial para su comercialización y que el desafío radica en lograr mayor valor agregado para los productos que están vendiendo”.

El alto valor de la morchella

La morchella es un hongo muy apetecido, especialmente por los franceses. Una de las recetas típicas europeas es la morchella a la crema en su cocción con vino Late Hartvest, y crema, para acompañar pollo al cognac por ejemplo, y en Curacautín la gente lo come asado al horno, o en empanadas de Morchella o quiche. Entre los exportadores, el morchella tiene un precio de mercado que supera hasta en 20 veces el precio de los hongos exportados también en formato deshidratado. El morchella puede variar su precio entre $3.000-$12.000 el kilo fresco y $45.000-$90.000 el kilo seco.

A través del estudio, se precisó que la oferta a nivel nacional asciende a 172,4 toneladas frescas, que se vende a Francia, Italia y Alemania.

Rosa mosqueta

Otros de los productos nativos de interés económico es la rosa mosqueta, en particular el aceite a granel, el cual es elaborado por empresas procesadoras y que es vendido a España, Alemania y Francia. Cifras de Odepa señalan que el 2009 se exportaron 199.898,6 kilos netos, que a su vez implicaron retornos por US$ 3 millones, cifra muy similar a la registrada el año anterior.

fuente: Diario La Nación

Otras publicaciones que pueden ser de tu interes

Share

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario