fuente: www.eldiario.com.ec


La necesidad de consumir leche es importante, tanto así que desde el nacimiento es recomendable tomarla. Según la pediatra Betzabhé Pico, hay niños y adultos intolerantes a la proteína de la leche de vaca, y esto hace que muchas personas no puedan consumir este alimento y lo reemplacen por leche de soya.

Para el médico Roberth Loor existen personas que son alérgicas a la leche y sus derivados, tanto así  que pueden sufrir una reacción en caso de consumirla.

ALERGIA. Los síntomas pueden incluir goteo nasal, urticaria (ronchas en la piel que causan picazón), inflamación facial, respiración sibilante y otros problemas respiratorios, irritabilidad, vómitos, diarrea y eczemas (erupción descamativa con picazón).

NO SON IGUALES. A menudo la gente confunde la alergia a la leche con la intolerancia a la lactosa, porque las dos afecciones tienen algunos síntomas parecidos. Pero estos dos problemas no están relacionados. La alergia a la leche es un problema del sistema inmune, mientras que la intolerancia a la lactosa afecta al aparato digestivo. Cuando alguien sufre de intolerancia a la lactosa, significa que su aparato digestivo no produce la cantidad suficiente de la enzima necesaria para descomponer el azúcar en la leche. El azúcar termina fermentándose en el intestino delgado y esto puede provocar náuseas, calambres, hinchazón del abdomen, gases y diarrea.

Para tratar una alergia a la leche es necesario que la persona que la padece evite consumir cualquier alimento que contenga leche o productos lácteos. A los bebés alérgicos a la leche se les puede dar una fórmula elaborada con soja o hipoalergénica de manera relativamente fácil.

Según la pediatra  Pico, la leche no se les debe suspender a los recién nacidos. Pero si estos presentan una reacción, es mejor consultar al médico de inmediato.

Otras publicaciones que pueden ser de tu interes

Share

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario